Las fibras que utiliza HANRO para sus productos se pueden dividir en dos categorías, naturales y fibras químicas. 

Las fibras naturales proceden de fuentes puramente naturales como plantas o animales y no tienen que ser transformados químicamente.

Todas las fibras que no son naturales se denominan fibras químicas (fibras sintéticas y de celulosa). 

FIBRAS NATURALES vegetales y animales

Las fibras vegetales, como su nombre lo indica, se extraen de las plantas. Algunos ejemplos son el lino y el algodón. 

Por otro lado las fibras naturales de animal derivan de animales; lana de oveja y cabra o seda del gusano de seda.

Características de las fibras naturales

Son fibras respetuosas con la piel que equilibran y promueven la temperatura natural de la piel, sin desarrollo de olores desagradables. Además las fibras naturales aportan un factor emocional de naturaleza en la piel. 

FIBRAS QUÍMICAS celulosa y sintéticas

El recurso utilizado para producir fibras de celulosa es la madera, el abeto o el haya. La celulosa se produce a partir del cambio de polímeros naturales a masa de hilado y, en consecuencia, hilado a fibras de celulosa.

Los ejemplos de ese tipo de fibra serian la viscosa, TencelTM y modal. 

Las fibras sintéticas son fibras químicas puras e hiladas artificialmente a partir de materiales sintéticos. Los ejemplos incluyen elastano y poliamida.

Características de las fibras químicas

Robustez, conservación de la forma, resistencia al calor y a la luz, fácil cuidado, y elasticidad.

Compartir esta publicacion

Comentarios ()